Huachicoleros en el Golfo de México; Más de 90 barcos roban combustible a Pemex en sus plataformas


Llegan en embarcaciones pequeñas con potentes motores fuera de borda y capaces de evadir los radares.

Los tripulantes suben a las plataformas marítimas que extraen petróleo o gas, y en minutos roban luces, tubos, válvulas o equipo electrónico.

Luego regresan a la costa para descargar la mercancía. Pocas veces son detectados.

El ataque de piratas a plataformas marítimas y barcos varados en el Golfo de México es un problema creciente en el país.

Un artículo publicado en el portal Animal Político, dio a conocer la investigación e indicó que el trasiego de combustible en el Golfo de México alcanza cifras en cada atraco de entre 600 mil a 800 mil litros de combustible robados, lo que equivale a 30 pipas.

Según organizaciones de marinos mercantes, en los últimos años se han cometido al menos 276 robos de este tipo. En lo que va de 2018 ocurrieron 24.

La zona más afectada es la Sonda de Campeche, un área de unos 11.000 kilómetros cuadrados del Golfo de México frente al litoral de Tabasco, en el sureste del país.

Allí se encuentran algunos de los yacimientos más importantes. Petróleos Mexicanos (Pemex) opera en el lugar a más de cien plataformas marítimas.

La Secretaría de Marina (Semar) es la responsable de vigilar la región, pero hasta ahora no ha logrado contener el asedio de los piratas señala Faustino Suárez Rodríguez, presidente del Frente Nacional de Marinos Mercantes.

“Son conocidos”

De acuerdo con organizaciones de marinos, los piratas usan embarcaciones parecidas a las de pescadores de la zona, a las que se colocan motores fuera de borda.

Santiago García, del Cuerpo Consultivo Marítimo Mercante, dice que es “una extensión marítima del crimen organizado”.

Las bandas suelen contratar personas que conocen la región, como pescadores ribereños, desempleados de embarcaciones que apoyan a las plataformas marítimas o incluso técnicos petroleros.

Daños graves

Otro caso son las embarcaciones varadas, algunas incluso durante varios años.

“Las unidades están desprotegidas sin tripulación y sin alumbrado, eso provocó que alguien se le ocurra robar y al ver que fue algo productivo otros hicieron lo mismo”.

Tanto en las embarcaciones como en las plataformas existe equipo muy especializado o una cantidad importante de elementos metálicos.

No está claro el destino de lo robado pero el mercado para estos aditamentos no es muy grande, señalan los especialistas.

En muchos casos se trata de equipo costoso. Un ejemplo son las luces de navegación que existen en los barcos y las plataformas, cotizadas en más de US$100.000.

La senadora Margarita Sánchez García dice que los robos en plataformas marítimas provocan daños graves.

“Tenemos reportes de trabajadores de que la situación es tan grave que incluso se han cerrado plataformas completas por esa causa” dijo al diario Reforma.

“Los que hacen esto conocen los aspectos técnicos, porque han sido capaces de entrampar válvulas de seguridad”.

La BBC Mundo solicitó a Pemex datos sobre los incidentes en las plataformas. No hubo respuesta.

Lee la investigación completa en Animal Político

Comentarios de Facebook
¿Te gustó nuestra información?, por favor siguenos en Facebook