Reforma publica ‘fake news’ sobre presunta renuncia del director del CNI


Una columna del periódico Reforma publicó la presunta renuncia del director del Centro Nacional de Información (CNI) del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) tras dar por cierta una carta que circuló en las redes sociales y que fue desmentida por el funcionario.

El espacio Templo Mayor, cuyo autor –o autores- firma bajo el seudónimo de F. Bartolomé, aseguró en su edición de este jueves que David Pérez Esparza, titular del CNI, habría presentado su renuncia en el escritorio de Leonel Cota Montaño, mano derecha del secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, argumentando un ‘desorden administrativo’ causado por ‘ocurrencias’.

Sin embargo, el doctor en Ciencias de la Seguridad por la University College de Londres respondió a través de su cuenta de Twitter para desmentir lo publicado por el diario capitalino. Pérez Esparza mencionó que, si bien considera que existen áreas de mejora en la seguridad pública, es falso que haya presentado su dimisión al CNI, tal como lo publicó Reforma.

La carta que circuló en las redes sociales asegura que no existen condiciones para llevar a cabo una reforma a los cuerpos civiles de seguridad, el ya mencionado desorden y la negación sistémica de la violencia contra las mujeres como motivos para que el funcionario dejara el cargo. Sin embargo, no cuenta con ningún membrete ni firma oficial y se puede apreciar el cursor de los programas de escritura como Word al final del texto.

Este no es el primer escándalo en el que el diario capitalino se ve envuelto durante los últimos meses. Tan solo hace una semana, Reforma denunció que recibió una amenaza telefónica, en la que una persona que se identificó como miembro del Cártel de Sinaloa, del PRI, diputado y seguidor de Andrés Manuel López Obrador, amagó con ‘volar’ sus instalaciones.

Además de sus constantes enfrentamientos con el mandatario, el rotativo ha sido señalado por su censura al columnista Jorge Narro Monroy y por su silencio en el caso de la secta NXIVM; cuyo líder, Keith Raniere, estableció una red de esclavas sexuales y en la que la hija del dueño de Grupo Reforma, Rosa Laura Junco, quien tenía un papel prominente en la organización.

Imagen: ESPECIAL

Comentarios de Facebook
¿Te gustó nuestra información?, por favor siguenos en Facebook