Luis Cárdenas Palomino, mano derecha de García Luna, aparece en la nómina de Salinas Pliego


Luis Cárdenas Palomino, uno de los principales colaboradores de Genaro García Luna al frente de la Secretaría de Seguridad Pública federal durante la administración de Felipe Calderón, no solo se ha mantenido cercano al servicio público, sino que está en la nómina del empresario Ricardo Salinas Pliego, de acuerdo con el semanario Proceso.

Según un reportaje realizado por el periodista Mathieu Tourliere y publicado en dicha revista, tras terminar su encargo como jefe de la División de Seguridad Regional en la Policía Federal, el funcionario se unió a Adamantium Private Security Services, empresa especializada en servicios de seguridad y vigilancia privada, la cual forma parte de Grupo Salinas.

De acuerdo con esta investigación, Cárdenas Palomino asumió la dirección de dicha compañía en enero de 2013, apenas unas semanas después del final del sexenio calderonista. Sin embargo, su implicación con el servicio público no concluyó ahí, ya que Adamantium recibió 24 contratos por un valor de 510.4 millones de pesos por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuyo consejero jurídico, Humberto Castillejos, era cuñado del propio Cárdenas.

Según el portal de adquisiciones Compranet, la mayoría de los convenios otorgados a la empresa fueron para prestar servicios de seguridad en instalaciones estratégicas de infraestructura, tales como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), los puertos de Manzanillo y Veracruz; así como estaciones de combustible operadas por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA).

El contrato más grande otorgado por la administración Peña a Adamantium tuvo un valor de 176.2 millones de pesos, para garantizar la vigilancia de las plataformas y la zona perimetral, así como el control de acceso en las terminales 1 y 2 del AICM. Dicho contrato fue firmado en febrero de 2017 y tuvo una duración multianual.

Tras el anuncio realizado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, en el que revelaron que las cuentas de Cárdenas Palomino fueron congeladas como parte de las investigaciones en contra de García Luna, Adamantium eliminó de su portal en línea cualquier referencia a Grupo Salinas; sin embargo, la empresa de seguridad aún aparece en el organigrama de la corporación.

La carrera de Luis Cárdenas está estrechamente ligada a la de Genaro García Luna, pues fue uno de sus colaboradores más cercanos desde sus días en la AFI. El funcionario ha sido señalado como uno de los cómplices del montaje del arresto de Florence Cassez y también fue acusado de encubrir el tráfico de drogas en el AICM tras una balacera registrada en 2012, cuando aún era jefe de división en la PF.

Con información de Proceso y Sin Embargo.

Imagen: ESPECIAL

Comentarios de Facebook
¿Te gustó nuestra información?, por favor siguenos en Facebook