Encuesta revela que crece el temor de los mexicanos por contagiarse de coronavirus


Ante la inminencia de que la curva de contagios por coronavirus en México alcance su punto más alto en las próximas semanas, el temor de los mexicanos por contraer esta enfermedad –y morir- se ha incrementado durante las últimas semanas, de acuerdo con una encuesta realizada por Consulta Mitofsky.

El ejercicio demoscópico llevado a cabo por la casa encuestadora de Roy Campos demostró que el miedo a contagiarse y fallecer a causa del virus que está causando estragos en todo el mundo ha incrementado con el paso de las semanas y el aumento de casos en nuestro país.

De acuerdo con la encuesta, hacia el 29 de marzo, el 68.9 por ciento de los encuestados tienen mucho o algo de miedo de contraer este padecimiento, mostrando un incremento del 13.1 por ciento comparado con los resultados del 28 de febrero, un día después de que se dio a conocer el primer caso confirmado de COVID-19 en México.

Por su parte, el temor de fallecer a causa de dicha enfermedad se ha incrementado dramáticamente durante las últimas dos semanas, alcanzando el 52.6 por ciento. Esta es la primera vez que este indicador sobrepasa el 50 por ciento, ya que dicha preocupación solo era del 35.2 por ciento el 6 de marzo, primer día en que se incluyó esta pregunta.

Prácticamente la mitad de los encuestados (47.5 por ciento) señalaron que su mayor miedo en estos momentos son las consecuencias económicas que la pandemia podría generarles. Por otro lado, el 26.9 por ciento de los encuestados respondieron que su principal temor es contraer el virus y apenas 18.3 por ciento consideran que podrían ser víctimas de algún delito.

Esta encuesta también revela que la confianza en las cifras oficiales que son anunciadas todas las noches en conferencia de prensa ha disminuido con el paso de los días, ya que el 51 por ciento de los participantes considera que existen más contagios de los que el gobierno anuncia. Para el 15 de marzo, este sector solo representaba el 36 por ciento de la muestra.

 

Por el contrario, la confianza en las medidas implementadas por la administración federal se ha incrementado con el tiempo, ya que el 37.8 por ciento de los encuestados creen en las acciones llevadas a cabo por el gobierno, mientras que el 33 por ciento no tienen fe en ellas. Este grupo sufrió un abrupto descenso en una semana, ya que el 22 de marzo eran el 38.6 por ciento.

 

Una arrolladora mayoría de la muestra considera que ya es momento de implementar medidas como cancelación de eventos masivos, deportivos, actividades escolares, religiosas, cierre de establecimientos y viajes. Los únicos dos rubros en donde esta situación no se acerca al 90 por ciento es el cierre de bares y restaurantes (75.5 por ciento) y la cancelación de vuelos procedentes del extranjero (73.6 por ciento).

La implementación de medidas más extremas, como el cierre de fronteras, el aislamiento de ciudades, el aislamiento obligatorio, el cierre del transporte público y la aplicación de multas a quienes violen estas iniciativas no han sufrido un gran incremento durante los últimos siete días. De estas, la única propuesta que ha sido recibida negativamente es cancelar el transporte (33.7 por ciento de aprobación).

Ante el desalentador panorama económico a nivel mundial provocado por la expansión de la enfermedad, el 78.1 por ciento de los participantes considera que México se verá gravemente afectado; siendo que una semana antes este sector representaba el 66.2 por ciento de la muestra, lo cual representa un incremento del 11.9 por ciento.

En el ámbito personal, el 52.1 por ciento de los encuestados consideraba que se vería afectado el 22 de marzo. Siete días después, esta cifra ascendió hasta el 67.5 por ciento. Aquí es de llamar la atención el descenso en la falta de participación, ya que, en el primer ejercicio, el 21 por ciento de la muestra no respondió; mientras que en el segundo la cifra se redujo hasta el 3.4 por ciento.

En cuanto al manejo de la situación que ha tenido el presidente Andrés Manuel López Obrador, el 43.5 por ciento de los participantes en el ejercicio aprueba el desempeño del mandatario; mientras que el 54.4 por ciento no está satisfecho con su actuar. Por otro lado, el 59 por ciento de los encuestados consideran que si el tabasqueño contrae la enfermedad será debido a que no atendió las recomendaciones del sector salud.

Aunque aún es un número relativamente bajo, la cantidad de personas que consideran que ya existen contagios de coronavirus en los entornos en los que se desempeñan ha crecido substancialmente. Si bien el porcentaje actual es de 38 puntos, el 1 de marzo este sector apenas representaba el 13.6 por ciento del total.

El 11.5 por ciento de la muestra asegura que conoce a al menos una persona que contrajo o cree haber contraído el virus. El 3.6 por ciento considera que son dos y el 1.7 por ciento cree que son hasta cinco. En total, el 19 por ciento de los encuestados asegura conocer a algún aquejado por el padecimiento, siendo el promedio 2.2 casos sospechosos por persona.

 

Finalmente, El 69.8 por ciento de los participantes se muestra optimista y considera que el mundo está cerca de fabricar una vacuna contra el COVID-19, mientras que el 21.2 por ciento cree que esta es una posibilidad remota. Sin embargo, el optimismo ha disminuido, ya que el 15 de marzo el 80.7 por ciento de la muestra creía que el antídoto ya está cerca de ser fabricado.

Con información de Consulta Mitofsky.

Comentarios de Facebook
¿Te gustó nuestra información?, por favor siguenos en Facebook