Descubre qué tanto es responsabilidad de AMLO el descenso en los precios de las gasolinas


Durante el fin de semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador causó polémica al afirmar que el descenso en los precios de los combustibles fue una medida implementada por su gobierno para apoyar a la ciudadanía ante las complicaciones generadas por la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Ante tales declaraciones, muchas voces en las redes –principalmente de la oposición- aseguran que esto se debe a que la Reforma Energética impulsada por Enrique Peña Nieto equipara los precios con el mercado internacional; el cual se ve afectado por la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, quienes se niegan a reducir producción petrolera, lo cual ha provocado que la oferta supere a la demanda.

Sin embargo, la liberalización de los precios del petróleo no es el único factor que influye en el costo final. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la fórmula para determinar los precios de las gasolinas es la siguiente: precio de referencia más margen más IEPS más IVA más conceptos de distribución.

El precio de referencia es el monto al cual se adquiere la gasolina, el cual está equiparado con el valor promedio de la costa del Golfo de México, en Estados Unidos. Este costo se convierte a pesos mexicanos y está influido por el tipo de cambio promedio del día de la adquisición.

El margen es la suma de diversos conceptos, tales como flete, merma, margen comercial, transporte, ajustes de calidad y costo de manejo. Esta cifra se establece con base en la información que Petróleos Mexicanos (Pemex) envía a la SHCP para realizar el cálculo del IEPS.

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) permite que el gobierno federal pueda ajustar y subsidiar los precios de los hidrocarburos ante variaciones de los precios internacionales. Las cuotas y estímulos fiscales derivados de esta tarifa son establecidos mediante decretos emitidos por el Poder Ejecutivo.

Algunas de las cuotas derivadas del cobro de IEPS son destinadas a contribuciones para estados y municipios mientras que otras se aplican a los combustibles fósiles por las emisiones de carbono. El Impuesto al Valor Agregado (IVA) es una tasa del 16 por ciento que se aplica al precio final por concepto de producción.

Finalmente, la distribución y la logística de transporte a las gasolineras se incluye en la Venta de Primera Mano (VPM), la cual es establecida por Pemex; por lo tanto, el gobierno sí tiene cierto grado de injerencia sobre las variaciones en los precios de los combustibles.

La siguiente tabla, elaborada con datos tomados de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y del Sistema de Información Energética (SINEM) muestra la relación entre los precios internacionales del petróleo y el costo de la gasolina en México durante las últimas tres administraciones.

De acuerdo con la información provista por dichas dependencias, durante el sexenio de Felipe Calderón el precio del crudo mexicano se redujo 32 por ciento entre 2008 y 2009, sin embargo, el costo de la gasolina no varió. Durante el periodo de Enrique Peña Nieto, los combustibles aumentaron 40 por ciento a pesar de la crisis de los precios internacionales, los cuales bajaron casi 50 por ciento entre 2014 y 2016.

Finalmente, el gobierno de López Obrador ha enfrentado un dramático descenso en el valor del crudo, consecuencia del conflicto entre rusos y árabes. Pero, a diferencia de las dos administraciones anteriores, la gasolina ha descendido 20 por ciento desde el inicio de la crisis.

Con información de Diario de Yucatán y Radio Fórmula.

Imagen: ESPECIAL

Comentarios de Facebook
¿Te gustó nuestra información?, por favor siguenos en Facebook