¿De qué manera afecta el coronavirus a los mexicanos de a pie? (video)


Ante las recomendaciones gubernamentales generadas por la continencia del coronavirus COVID-19, miles de personas que trabajan en oficinas y establecimientos comerciales se verán afectadas en caso de una cuarentena general. Sin embargo, ellos no son los únicos, sino también los cientos de miles de locatarios y pequeños comerciantes que viven al día, como los vendedores de los mercados.

Para analizar el impacto que han tenido las recomendaciones de las autoridades, así como la información y los rumores compartidos por las redes sociales, la periodista Meme Yamel (La Neta Noticias) se lanzó a las calles de la capital para entrevistar a locatarios de un pequeño mercado callejero ubicado entre las colonias Roma y Del Valle, en la Ciudad de México.

Un primer entrevistado señaló que, tras los primeros anuncios de medidas preliminares, se vieron afectados tanto el flujo de personas que acuden al mercado como el precio de los productos. En el primer caso, el comerciante estimó que la cantidad de personas que acuden a comprar sus alimentos se redujo un 40 por ciento.

Esta situación, combinada con el incremento en el precio de frutas, vegetales y cárnicos, les ha obligado a vender sus productos por debajo del precio actual. Ante la posibilidad de que el gobierno decrete un estado de cuarentena general, manifestó que ellos solo se retirarían permanentemente en caso de que su líder sindical lo ordene.

Por otra parte, los empleados de una pollería señalaron que muchas personas están cayendo en el pánico y realizando compras masivas para no volver a salir durante la contingencia, notando que su mercancía estaba prácticamente agotada en pocas horas. También apuntaron la baja afluencia de personas, aunque aclararon que en su sector los precios se han mantenido estables durante el último mes.

Las cremerías y los alimentos preparados son otros rubros que se han visto afectados por la cuestión del coronavirus. Los vendedores estiman que las ventas de quesos, lácteos y embutidos se han reducido un 30 por ciento; mientras que las personas que preparan antojitos también apuntan a una caída del 40 o 50 por ciento en la afluencia de personas.

En el segundo sector, los riesgos potenciales han provocado que se incrementen las medidas de seguridad. Los vendedores de barbacoa, quienes ya implementaban de manera normal el uso de gel antibacterial, han redoblado sus esfuerzos, limpiando constantemente las mesas con agua y cloro y promoviendo el uso de cubrebocas y guantes entre sus empleados.

En el video se puede observar la poca afluencia de personas en la zona de alimentos y antojitos, cuyas mesas se aprecian semivacías en un horario en el que –habitualmente- estos comercios suelen estar llenos de clientes. Este es un ejemplo de las consecuencias de una crisis sanitaria en un país en el que más de la mitad de la población económicamente activa se dedica al comercio informal.

Imagen: Captura de pantalla

Comentarios de Facebook
¿Te gustó nuestra información?, por favor siguenos en Facebook